Power machines will streamline the Chita TPP-1 turbine of JSC «TGC-14»

En el marco del proyecto para la modernización de la turbina №1 de la CTE-1 de la ciudad de Chitá Power machines realizó el montaje de control y realizó con éxito las pruebas del cilindro de alta presión fabricado para la CTE-1 de la ciudad de Chitá. El complejo de pruebas realizado demostró que, los parámetros de los equipos fabricados se corresponden con los calculados, y fue aceptado por el cliente. 

Antes de efectuar el ensamblado en el banco de pruebas del taller de turbinas de vapor el cilindro de alta presión (CAP) pasó exitosamente los ensayos hidráulicos, después de los cuales los especialistas de Power machines instalaron todas las carcasas de los rodamientos, realizaron la alineación y el centrado y midieron las holguras de la parte de flujo. En el momento de la prueba y durante todo el tiempo que duró el ensayo hidráulico, no se detectaron fugas a través de los obturadores de las válvulas de seguridad mediante la inspección visual realizada. 

El contrato para la modernización de la turbina de cogeneración PT-60-90/13 de la CTE-1 de Chitá prevé la fabricación de un conjunto de equipos para la modernización de la turbina, incluyendo los componentes de grandes dimensiones tales como el cilindro de alta presión CAP, el rotor de alta presión y la caja de válvula de parada, así como los componentes para la modernización de la estación de cilindros de presión media y baja (CPMB). Además, los especialistas de Power machines brindarán los servicios de supervisión del proceso de montaje. 

La fabricación del equipamiento se lleva a cabo en la Fábrica Metálica de Leningrado, que forma parte del conglomerado de empresas de construcción de maquinaria eléctrica Power machines. 

Como resultado de los trabajos, la turbina de cogeneración de vapor con una potencia de 60 MW será convertida en una de tipo«CR» (contrapresión). La nueva parte de flujo del cilindro de baja presión CBP, desarrollada por los diseñadores de la compañía, permite durante la modernización excluir el funcionamiento del condensador y evitar pérdidas térmicas, dirigiendo todo el vapor a la selección de cogeneración. 

La implementación del proyecto elevará la confiabilidad de la liberación de la energía térmica y eléctrica de la Central Termoeléctrica, prolongará la vida útil del equipamiento e incrementará la rentabilidad de la CTE-1 de la ciudad de Chitá cuando la turbina de la primera unidad de potencia funcione en el modo de contrapresión. 

La culminación del envío de los equipos y el inicio de los trabajos de montaje en la estación están programados para el segundo trimestre del año 2019.