La calidad de la caldera con el lecho hirviente circulante fabricada por TKZ «Krasniy kotelschik» es confirmada por el certificado

La fábrica de construcción de calderas de Taganrog «Krasniy kotelschik», que forma parte de la empresa Power Machines, ha recibido el certificado que confirma la correspondencia de la caldera con el lecho hirviente circulante para la central eléctrica estatal a los requerimientos del Reglamento técnico de la Unión de aduanada «De la seguridad del equipo que funciona bajo la presión excesiva». La presencia del documento da el derecho para el empleo del grupo de caldera.  La caldera con el lecho hirviente circulante (LHC) diseñada para los parámetros supercríticos del vapor para la unidad de energía eléctrica No.9 de la Central eléctrica estatal de la región de Novocherkask es diseñada, fabricada y suministrada por «Krasniy Kotelschik» en cooperación con la subdivisión finlandesa de la empresa Amec Foster Wheeler (Gran Bretaña). Es la primera unidad de energía eléctrica de producción rusa en Rusia con el uso de la tecnología de LHC, la potencia del grupo de caldera es de 330 MWt.

La tecnología de LHC tiene dos ventajas principales.  La primera ventaja consiste en lo que permite usar y realizar la combustión efectiva de una gran gama de combustibles, incluso el combustible de baja calidad: algunos tipos de carbones, coque de petróleo, turba, esquistos, diferentes tipos de biomasa. 

El grupo de caldera para la Central eléctrica estatal de la región deNovocherkask es diseñado para la combustión de tal combustible energético «complicado», como carbón de marca CA (cisco de antracita) y carbón de piedra de forjador.  Esta calidad de la caldera es especialmente importante para la Central eléctrica estatal de la región de Novocherkask, como permite usar los carbones locales en calidad del combustible.

La segunda ventaja de la caldera con LHC que es de la misma importancia es la sostenibilidad ecológica que se alcanza por cuenta del proceso de baja temperatura (no más de 900 grados centígrados) de combustión de los carbones, así como el uso de la caliza como componente del proceso de horno. En el resultado las eyecciones de las sustancias nocivas, tales como óxidos de nitrógeno y azufre se  disminuyen hasta el nivel seguro sin uso del equipo de purificación de gas especial. Además la caldera con LHC es económica, pues tiene alto rendimiento en caso de funcionamiento con combustibles energéticos de calidad inferior.

«La creación e introducción de las soluciones tecnológicas modernas es uno de los más importantes elementos de la estrategia de «Krasniy kotelschik». El uso de la tecnología de LHC en las centrales rusas indica la salida al nuevo nivel tecnológico tanto para nosotros, como para nuestros colegas – ingenieros energéticos.  Detrás de tales novedades tecnológicas es el futuro, por eso realizamos activamente el estudio de la tecnología de LHC y su desarrollo aún actualmente», – comenta el director general adjunto de ingeniería de TKZ «Krasniy kotelschik» Gennadiy Zhukov.