En la Central eléctrica estatal regional-2 (CEER-2) Yakutskaya se han instalado los equipos fabricados por la Empresa Krasniy Kotélschik (Calderetero Rojo)

En la CEER-2 Yakutskaya en construcción (la primera etapa) se ha finalizado montaje de las cuatro calderas-recuperadoras de agua caliente. Los equipos destinados para el uso en condiciones del Extremo Norte fueron elaborados por la empresa-fabricante de calderas Krasniy Kotélschik de la ciudad de Taganrog (TKZ) que forma parte de Power Machines OJSC (Equipos de fuerza S.A.P.)

La República Sajá donde está construyéndose la CEER-2 Yakutskaya es una zona de temperaturas bajas extremas. El carácter particular del clima de la zona ha ejercido mucha influencia en diseño y fabricación de los equipos de caldera. 

Los rasgos particulares de estos equipos son: resistencia alta a los cambios bruscos de temperatura y una persistencia térmica baja la que permite activar las calderas a condiciones climáticas desfavorables. Las calderas y sus equipos también son seguros a los efectos sísmicos de intensidad de 7 grados según la escala MSK-64 (es la escala de intensidad de terremotos de 12 grados). 

Los especialistas de Taganrog lograron disminuir el peso y dimensiones de los equipos así como mejoraron las soluciones técnicas de algunos componentes de los grupos de equipos de las calderas lo que facilitó transportación de los mismos hacia el área de construcción de CEER-2 Yakutskaya. 

El transporte de los equipos se realizó por la vía ferroviaria hasta la estación Berkakit y desde aquí fueron trasladados por el transporte automóvil por la carretera de invierno cruzando el río Lena congelado para finalmente ser entregados en la zona de la construcción de CEER-2 Yakutskaya. 

Informativa:

CEER-2 Yakutskaya (la primera etapa) es uno de los proyectos del programa de inversiones de la Compañía RusHidro para la construcción de los objetos de energía eléctrica nuevos en el Extremo Oriente. La central eléctrica nueva recambiará los equipos existentes de la CEER en operación, generará una reserva de potencia y aumentará la seguridad del abastecimiento de los consumidores con la energía eléctrica.  Además de lo mencionado la puesta en operación de la Central permitirá reducir la cantidad de las plantas de vapor obsoletos que funcionan con carbón (y en la ciudad de Yakutsk están más que 100 plantas de vapor de ese tipo) lo que resultará a su vez en mejorar considerablemente la situación ambiental en la ciudad. 

Las calderas-recuperadoras fabricadas por Krasniy Kotélschik son los equipos principales de la CEER así como las turbinas de gas y calderas recuperadoras de pico. Una vez puestas en operación, esas plantas se usarán para calentar el agua para los sistemas de calefacción (usando el calor de las turbinas de gas)   lo que permitirá asegurar calefacción ininterrumpida de las viviendas y edificios públicos de la ciudad de Yakutsk.