En el Extremo Oriente puso en operación la central eléctrica regional estatal-2 Yakutskaya (CERE-2)

Tuvo lugar la puesta en operación una de las más grandes centrales térmicas, construida por PJSC “RusHydro” en el Extremo Oriente — la CERE-2 Yakutskaya. El equipo, destinado para funcionar en las condiciones del Extremo Norte, se ha sido fabricado y suministrado por PJSC “Power Machines”. La República de Saja, donde se construye la CERE-2 Yakutskaya, – es una región con las temperaturas extremadamente bajas. Las condiciones climáticas influyeron significativamente en el diseño y fabricación del equipamiento de calderas, suministrado en la central por PJSC “Power Machines” conforme al contrato.

Los caracteres diferenciales del nuevo equipo se han sido su alta a los choques térmicos y baja persistencia térmica que permite realizar el rápido arranque de las calderas en las condiciones climáticas adversas. Los bloques de calderas también son resistentes a la acción sísmica de intensidad de 7 puntos por la escala de MSK-64 (escala de12 puntos de intensidad de sismos).

La entrega del equipo se realizaba por medio del transporte ferroviario hasta la estación de Bercaquit, luego se cargó en autotransporte por el camino de invierno, aprovechando el paso de hielo a través del río Lena, se transportó hasta la CERE en construcción.

– La finalización de la primera etapa de construcción de la CERE Yakunskaya — es un importante jalón en el desarrollo de la energética de esta región. La nueva central va a permitir crear no sólo una reserva complementaria de las potencias, sino negarse de puntas de vapor de poca eficiencia, — ha notado el director general de PJSC “Power Machines” Yury Petrenia. — Es un gran proyecto, complejo e interesante, y perfectamente entendemos su importancia para la industria y población de Yakutia.

Para información:

La CERE-2 Yakutskaya (primera etapa) – es uno de los cuatro proyectos del programa de inversiones de PJSC “RusHydro” para la construcción de los nuevos objetos energéticos en el Extremo Oriente. La nueva central eléctrica va a sustituir las potencias desgastadas la vieja CERE en operación, va a crear la reserva de potencia y va a mejorar la fiabilidad del suministro de energía a los consumidores.

Las calderas de recuperación de calor, fabricadas en la SA TKZ “Krasny Kotelshchik” (entra en la composición de PJSC “Power Machines”), — es un equipamiento principal de la nueva CERE, junto con las plantas de energía de turbinas de gas y calderas de pico de calentamiento del agua. Después de entrar en la operación industrial ellas van a calentar el agua de la red de calefacción, utilizando el calor de las plantas de energía de turbinas de gas, que permitirá garantizar el suministro continuo con el calor de los pobladores de la ciudad.