El Presidente de Rusia, Vladimir Putin, dio la orden de la puesta en marcha de la central hidroeléctrica Nizhne-Bureyskaya

El 3 de agosto de 2017, en Amúrskaya óblast, tuvo lugar una ceremonia solemne de la puesta en marcha de la central hidroeléctrica Nizhne-Bureyskaya cuyo equipo principal había sido producido y suministrado por la compañía Power Machines. La inició Vladimir Putin, el Presidente de la Federación de Rusia.

El director general de la Sociedad Anónima Pública RusHydro, Nikolay Shulguinov, le comunicó al Presidente de Rusia sobre la preparación de la central hidroeléctrica Nizhne-Bureyskaya para la puesta en marcha. Comentó que los primeros sistemas hidráulicos habían sido sometidos al ciclo completo de pruebas necesarias.

La puesta en marcha de la central hidroeléctrica Nizhne-Bureyskaya es un evento especial en la historia del sector de energía hidráulica de la Rusia de hoy. A diferencia de otras centrales construidas y diseñadas en la época de la URSS, la central hidroeléctrica Nizhne-Bureyskaya es un proyecto ruso absolutamente nuevo, realizado a base de tecnologías modernas.

El acuerdo de suministro de cuatro sistemas hidráulicos con la potencia de 80 MW cada uno para la central hidroeléctrica Nizhne-Bureyskaya fue firmado por las compañías Nizhne-Bureyskaya GES (la empresa filial de la Sociedad Anónima Pública RusHydro) y Power Machines en septiembre de 2013.

En correspondencia con las condiciones del acuerdo, las obligaciones de Power Machines comprenden: diseño, producción, suministro, supervisión y montaje de cuatro kits de equipo de los sistemas hidráulicos, cada uno de los cuales incluye turbina de álabes regulables junto con el sistema de control automático, generador de energía eléctrica con el sistema de excitación, así como equipo auxiliar del sistema hidráulico.

Entre las particularidades del proyecto se destaca la rueda motriz de la turbina ecológicamente sostenible. El diseño de la rueda motriz de álabes regulables excluye la posibilidad de escapes de aceite al agua del río.